LO QUE SE PERCIBE - STILBTRON SITE JUN 2012

Vaya al Contenido

Menu Principal

LO QUE SE PERCIBE

TECNOLOGIA

LO QUE SE PERCIBE NO ES LO QUE SE MIDE


Debido a la falta de correlación existente entre las mediciones realizadas con el instrumental idóneo para determinar la capacidad de iluminación de distintas fuentes de luz y las correspondientes percepciones de miles de observadores, fue necesario encontrar una respuesta concreta a efectos de cuantificar y comparar adecuadamente las distintas fuentes lumínicas.

La necesidad anterior surgió al detectarse que cantidades de iluminación semejantes según la medición efectuada con aparatos de laboratorio, de una fuente de luz determinada (Lámparas de Vapor de Sodio de Alta Presión, por ejemplo) y otra distinta (Halógena, por ejemplo), generaban distintas percepciones para los observadores.

Dicho de otra forma: para un observador, dos fuentes de luz distintas, de distinta potencia luminosa, pueden aparecer como iguales.

Para contar entonces, con una forma de comparar adecuadamente las distintas fuentes de luz, fué necesario generar, soportándose en fundamentos físicos, ópticos y biológicos, una tabla de equivalencias entre los lúmenes generados y medidos y los efectos que realmente producen en el observador que, finalmente, es la razón de ser de la iluminación.

Esa tabla (utilizada ya hace varios años y aprobada por varias instituciones de luminotecnia de USA y Europa) cataloga la mayor parte de las fuentes de luz existentes y asigna un factor (S/F) por el que debe multiplicarse el valor de lúmenes medido, para obtener el valor real que hace a la percepción del observador.

En la tabla siguiente se muestran esos valores

Regreso al contenido | Regreso al menu principal